De las imágenes

Las imágenes que utilizo en mis post son aquellas que navegando por la red encuentro, me gustan y aprovecho para utilizarlas aquí. Cuando conozco su autoría lo hago saber, sin embargo, hay muchas que las desconozco. Si alguien es autor de una de ellas espero me lo haga saber de inmediato para así poner su autoría o quitarla si es preciso. "pisema30@gmail.com"

sábado, 15 de julio de 2017

En el silencio de la noche


La luz de las farolas no alumbraba demasiado, en el fondo poco importaba, nada importaba últimamente. Deambuló por las callejuelas cercanas al puerto y en algún momento dejó que sus pensamientos subieran en uno de los barcos que salían a alta mar y se fueran lejos, pero no servía de mucho, cuando emprendía sus pasos nuevamente, ellos parecían regresar, adherirse a su piel, a su mente, a su cabeza y le martilleaban sin descanso.

Apagó el pitillo que prácticamente se había consumido entre sus labios, lo arrojó al suelo pisoteándolo después, casi cruelmente, como si en ello lograse también pisotear todos sus pensamientos, sus ideas, sus recuerdos. Anduvo durante horas que ni siquiera supo que transcurrían y prácticamente volvió sobre sus pasos una y otra vez. Ya era casi medianoche, y a esas horas pocos eran los transeúntes que caminaban por allí, tal vez algún que otro maleante que más bien podían hacerle pasar un mal rato, pero qué más le daba, en realidad le importaba poco. Hacía pocos años él había sido como ellos, no le importaba con quien pudiera cruzarse en su camino, más bien todo lo contrario, buscaba pelea y rara vez no la había encontrado, unas veces ganaba otras muchas perdía hasta que un día perdió más de lo que hubiera deseado...

Encendió de nuevo un cigarrillo y se apoyó en la esquina, en aquella esquina donde la había visto tantas veces, donde sabía que ella debía estar si no quería acabar bajo el agua del puerto con una cuerda al cuello, donde ella no podía escapar de aquellos que la trajeron engañada, con promesas de un futuro mejor, con  los sueños en la maleta y las mentiras ocultas tras las sonrisas... Las mismas sonrisas que después fueron golpes, extorsiones y  abusos, sí, ella pertenecía a ese mundo y él la conoció allí. Por su trabajo sabía que no debía inmiscuirse, que no estaba en su jurisdicción y mucho menos entraba en sus asuntos, pero era imposible estar allí y no darse cuenta, no ver como deseaba aquella mujer alejarse de ese mundo, como pretendía casi a diario convencer a sus clientes de más confianza para que la sacasen de allí, intentar poco a poco alejarse de la vigilancia a la que la sometían sus supuestos dueños de los sueños.  Y él, consciente de todo aquello y más, día tras día fue ganándose su confianza, logró que ella le hablase, entablase con él algo que no era un servicio de cliente, sino algo bien diferente.... Escupió la colilla de su casi inexistente cigarrillo, caminó varios pasos y le vio allí, aquel que sin pensarlo dos veces acabó con la vida de esa mujer que tan sólo soñaba con ser libre, con trabajar decentemente y lograr algo de dinero para enviar a su familia. Volviendo atrás deshizo lo andado y volvió a apoyarse en la esquina, lentamente sacó su pitillera y encendió otro cigarro, sabía que quizás sería el último así que lo saboreó tan lentamente como su frialdad le permitía, después sacó su revólver, apuntó certeramente y disparó...


En el silencio de la calle retumbaron dos disparos, y sobre la acera dos cuerpos caían abatidos... Silencio, penumbras y muerte. Entre sus labios continuaba consumiéndose aquel último cigarrillo y la mueca de una sonrisa parecía dibujarse en ellos.

Safe creative: 1211152688025

FG

Que los calores os sean leves y por lo menos los llevéis lo mejor posible. Ahora a disfrutar de las vacaciones quienes las podáis disfrutar.

6 comentarios:

  1. Lamentable decisión. Dos muertes que debieron ser dos vidas. Disponer de la vida de otra persona nunca estará justificado.
    Si fuerámos capaces de valorar las circunstancias de un modo inteligente, mejor iría en el mundo. Tema lleno de interés. Feliz verano. un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Franziska!!!!

      Realmente creo que hoy en día poco se valoran las cosas, por suerte esto no es más que un relato que te contaré es por algo muy curioso, hace ya un buen tiempo estando yo en un foro, inventé un espacio donde se colocaba una imagen y a partir de ella los participantes hacíamos un relato, y el otro día me acordé de ello y buscando entre mis textos encontré este precisamente, no sé por qué se me ocurrió esta historia, tal vez por el traje, por la pose, por el cigarrillo... Pero así como la mía parecía más bien una novela negra, hubo otras que eran divertidas, poesías etc.... Es sorprendente como una misma imagen puede aportar ideas tan dispares a cada persona.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. MUY HERMOSA, PERO TRISTE HISTORIA ME GUSTO LEERTE Y ME TRAJO RECUERDOS TE DESEO UNA FELIZ SEMANA!! LA NANITA

    ResponderEliminar
  3. Sí que es una historia muy triste. Muy bien escrita.

    Besitos, Feliz semana.

    Aquí en Galicia no sufro mucho el tormento del calor. Mus mejores deseos para ti.

    ResponderEliminar
  4. Como soy una romántica empedernida
    pienso que así los dos se liberaron
    de sus vidas
    la imagen me chifla y le va de perlas a tu precioso relato

    un besito con aires frescos del noroeste !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que siempre seamos así de románticas... Liberación, venganza, vidas truncadas quién sabe qué matiz puede darle cada uno, verdad?

      Qué mala eressssssss anda, mándame un poco de ese fresquito a este lado de nuestra península.

      Besitos!!

      Eliminar